viernes, 9 de diciembre de 2011

,

Llega el dia en el que te das cuenta de que nada es lo que parece, nada es lo que tu crees, que habido veces que te has equivocado, pero otras en las que, aunque todos te tomaban por loca, tu eras la que tenía la razón. Lo reconozco, habido veces que me he equivocado, quizás muchas veces, demasiadas, pero no me arrepiento, cada vez que me equivoco es una nueva experiencia, algo nuevo que sabes que no debes hacer. Hay personas que esto no lo ven, que cada vez que cometes un error te mal miran y permiten que para ellos, tu nunca seas lo que eras. Pero esa gente cada día me importa menos, la verdadera gente es la que aprende contigo en tus errores, las que perdonan y olvidan a tu lado. Porque equivocarse es normal, no existe la perfección y si existe yo, nunca la he encontrado, en cualquier caso, aunque existiera, no la quiero tener, prefiero tener amigos imperfectos y ser yo imperfecta, porque asi aprendo con ellos.
Pero tengo que decirte que de cada error se aprende algo nuevo y, si aprendes con la gente que te quiere y tu quieres aún aprendes mas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario